BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

13.5.10

Caídas / Falls / Chutes


Caídas una tras otra
tambaleándose van por aceras corredizas
asustando a los monstruos
cayéndose siempre y volviéndose a erguir
como una brigada del arroz cotidiano
salubres del hálito de las llamaradas
incendio azul
donde ya no cabe el aire

Tumbadas por todos los suelos
en pactos difíciles
en gravedades inusitadas que se van
mostrando el culo por las calles
matados de pensar
derribando piñatas
que se yerguen y aúllan al mar
a la sal que soluble se detiene

Golpes de manos abiertas
de broma pesada que se va alzando
en la borrachera
novatos con palos ardiendo
que van cayendo y tambaleando
por las aceras móviles
asustando a los monstruos
cayéndose siempre y volviéndose a erguir

*

All stupors received
laces tied up and well taut
my toes find a room in a boot
nations born
storms and silly bravery
permutating blindness
our hand-lines sold
by enemies
pen against the air
full arm calculating
a tremor is a meter
the wind counts too
suspicions cannot be set astray
appeasement floats down

If every human being
could no longer believe in certainty
then doubt would rise
and life would flourish
in unexpected places
it is an audible aura
and it has spikes
and it is no longer necessary
to grasp it by ear
or to fold it in the memory
beauty must happen mortally
where it will create an ugly tension
and its appeasement we shall call
truth
outliving the anger
for humanhood is a religion
hence blames cannot
be coiled upon the arrows that we throw

Is there room for a few?
I have many
far between but all anew
some have learnt
in shallow caves
where the water
was still pure of scent
and ripples echoed like a horse
incubating harmonics
in the secret curves of galleries

Others pursue death
their scent is stronger
their struggle is cursed with sanity
but invigorates death’s appeal
her growth minutely witnessed
mirrored in all our cravings
conceived as a mobile phrase
that carries forth the accident
to the fatal target
further away: grief
a narrow ceiling for fitting heads
these thistles are waiting for something
they act like a balm, unfolding
it sounds like a desert
whoever balances shall fall
subtler winds shall lift in season
when this anxious age will ramify
crude and stubborn
perpetually reading over the last line
when it shall yield a current
bluntly overhear you
interfere
with a gaze that has no remorse
caress the early clarity
when the night lifts off her canopy
the servant of day bows
and the trees watch dancing larghetto

*


¿Y con cuántos salarios se come un plato de carne?
¿Y con cuántos temblores se asienta la tierra?
¿Y con cuántos pavores se asusta el miedo?
¿Y con cuántos silencios se compra el único murmullo
que esperamos, atónitos?

Sigan, pasen, vuelen, corran a ver

¿Y en cuántas Américas entra América?
¿Y cuántas de ellas son posibles sin que se amargue el siglo?
¿Y de cuántos cientos de pesos son las propinas aquí?
¿Y en cuántos llanos va cayendo el sol como en todos lados
sin que se cuente ni ahora ni nunca el plato más vacío?

Sigan, pasen, vuelen, corran a ver
que no queden con cabeza ni bolsillos

¿Y a cuántos más vais a matar, hijos de puta?
¿Y a cuántos más vais a engullir, puercos sin sangre?
¿Y a cuántos más van a dejar atrás los últimos rizomas
que les quitaban el hambre y la soledad?

Sigan, pasen, vuelen, corran a ver
que no queden con cabeza ni bolsillos
que no se queden sin cuchillos ni cuchilladas

*



On ne peut abuser assez des crépuscules –
vers où leurs cloches aboieront-elles le lent manteau du soir?
Égrener leurs décibels en l’attente du « non » résonnant
j’ai bisé la cloche et ses vibrations m’enracinent dans le zinc saoul
mes dents entonnent par sympathie
et l’incrédulité si jamais je dis si jamais je prononce mot
il faut vivre silencieusement l’étreinte impossible
de peur du manteau qui avance étoilé

*

España : 4328 pesetas
mira la palma de mi mano
¿te parece la misma de siempre?
tengo el hígado verde
tengo el labio destrozado
si mi labio superior fuese de trapo
no habría de lavarme los dientes
tan frecuentemente
si mi labio inferior fuese de tela
me olería a nicotina permanentemente
es la rosa de los días
vive el filo
recubre la navaja de tu propio pis

La ciudad amanece con insomnio
y mal aliento
si tienes reproches de jodes
vives un invierno frío y barato
y te jodes como nos hemos jodido
todos los de la calle 42
con mucha razón además
porque puedes ir a pagar una multa
de aparcamiento pero nadie te hará
ni puñetero caso y te desesperarás
y entonces sí que te has convertido
en un loco

Hay abajo un hombre desalentado
que no deja de tocar el timbre
se electrocutará bajo tanta lluvia
porque en su tubo de escape
no hay pararrayos
algo tan útil como inútil
pero cuando, tétrico
me sale moho en el paladar
es cuando descubro triste que
debo aprender a escuchar
el timbre de mis labios