BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

18.5.10

Domadores ciegos


Tras la cúspide
Con todo el respeto de la piedra
Traigo ahora agua muerta
Y a horas mis riñones de asco
Y de ensueño
Que buscan su prisión de algas secas
Y de cieno

No oír más las medias lunas
Ensangrentadas de su propio giro
Sino en la cuna limpia
Recibir el golpe astuto de los cielos
Sin parpadear siquiera
Como un sobre cerrado

Abrir entonces la posada de pasión
Pero no antes

*

Ya me estoy cansando yo de esta oscuridad hebrea
De esta brea extraordinaria que nos ensortija
La clausula queda activa al saber de ti el monte
Al dar a luz el varadero de los reyes

El hipo que irrumpe donde se albergan los gritos
En la pírrica bruma tumefacta
Por el perfil que ahonda en las coronas
Que se espolia en las últimas condenas de los cerros

En los últimos callos de los senderos
Con la dulzura que se impone en el vértigo aquel
Proseando sin viva cal ni luna certera
Pareciendo solo el paso aligado a la espada

Como el recorrido de los granujas y caballeros
La crisis ahúma y ya nadie puede ser atril
Ya nadie puede ser valle ni permiso fingido
Sino que las calles brotan de su lumbre acongojada

*

porque domaste los días…

tras la luna de abril, demasiadas coincidencias
el motor de las veletas eternas
se ha desencajado
de una vez por todas
van volviendo cosas
la vida es una forma-sonata interrumpida
la forma-sonata es una utopía de lo que
debería de ser la vida
todo el tiempo desfila en tiovivo
ya solo queda la muerte
y los mil enredos de lo que
ya conocemos
(vida ciega)
a que luego
con el árbol torcido
de la patria
se nos van quedando dormidos
los centinelas
yo nunca piso; siempre aprieto
el vergel no se pisa

*