BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

13.11.10

Jefe de nadie


el jefe de nadie se despabila
y gesticula con sus brazos impávidos
porque ha perdido un mundo
y se le escapan hasta los cuervos
que crió
ha lucido peores trajes
y se ha desmoronado en mejores circunstancias
pero ahora es ahora
celda de anhelo

el jefe de nadie no hizo pericias
izó banderas que nadie vio
el mañana también pesa
se arrejuntan balas pungentes contra él
son monumentos de aire que ha erguido
y ahora lo sabe
y antes de postrarse se promete de nunca
tener que morirse en ese lugar
aunque eso le tenga en vida

el jefe de nadie estaba seguro
tan seguro que ahora se avergüenza
pero sin sonrojar
ni acaudalar sus vicios bastos
una serenidad horrible le sorprende
ahora que los cabos están atados
y la soga al cuello
y con ella marcha todavía
persiguiendo los cuervos que crió

el jefe de nadie deja escapar un grito
de trombón malherido
y se le agrietan sus sienes
y se le moja el jersey
y lo único
que se puede escuchar como respuesta
es el cántico absurdo
del cielo cansado de estas semanas
ese cielo ya se lo había advertido

el jefe de nadie no muere
pero se va muriendo siempre
con un lapislázuli colgado del cuello
a modo de escarmiento mortal
en la cabeza van zumbando las voces
de todos los que le dieron por vencido
los tiradores de toalla
y los que no escuchan música
sino un auto-tune pegado en el ano

el jefe de nadie se consola sabiendo
repitiéndose
que él también tiene el privilegio de ser
un fracaso
pero que al menos él lo sabe
al menos él conoce la delicia necesaria
de la tortura de un cráneo experto
al menos él sabe ser
soportal de los que duermen