BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

18.8.11

Pajarillos y pajarracos


apenas se oyen crujir
rastros de silbos prohibidos
casi todos hijos del plural
enjugados del ayuno frágil
de esos montes parpadeando
de laderas repletas de cuervos
en ortopédica alternancia

gritos de semáforos
codeando el códex
mandando un télex arrasador
importunando gorriones
con guerras electromagnéticas
barítonos nucleares
secuelas de sal y de aceite

(ensimismémonos más o menos
o pavimentémonos de pavor)



pajarraco aquel embiste
angustia llegando a pista
apesta, le gusta y basta
embuste que engulle alpiste

tal vez lo reduzca a barba
ya tan lejos del final
hace ese giro en manual
y aminora lo que estorba

pajarraco haciendo eses
se traga cien metros de asfalto
cayendo desde muy alto
desde hace varios meses

importuna turbio en puerto tibio
y por toberas parte rubios tímidos
letargo de aspartamo e híbridos
(pues chato, no veas que alivio)

carajo, cara al pajarraco rico
descarado con la selva y la sartén
se le ve que le va a quedar fetén
la pelea allá en lo alto con un mico

estudia el vacío y se lanza
vicisitud de silicio al ¡qué va!
saludo de espina contigua
declaración de tardanza

quisquilloso alado y sinvergüenza
apostillado de los síntomas absurdos
aquellos de derechas y los zurdos
guarda los ataúdes de experiencia



en cuanto aprenda a ciegas
el pulso sin destronar de mis llagas
honoraré mi estancia en el diluvio

dobladillo suelto (picado por los
pajarillos, casi hípicos) me carcome
el pulso con la tracción del trasero

ay granuja ay canalla me hirieron
con semisoviético trasfondo o
griego pasado de fecha que viene

a ser lo mismo llegamos a ser lo
mismo que ayer, muriendo o vivos,
a estos actores no se los cree nadie

la estertórea granulación de la noche
sobre los distintos tejados es manifiesta
y secar come mi dobladillo hípico en el

impulso en la atracción del mismo ser
llegamos muertos o viviendo soviets
canallas o hiriendo a griegos granujas

granulando el pasado trastocando el fondo
anochecer suelto picando actores distintos
pajarillos estertóreos (se lo van creyendo,

todo)



un retiro certero y husmo el humo
del cañón de mi carne
bailo desplegado entre baúles
que no pueden abarcar
mi contenido de avispas

saqueo las luces y los lazos
de maravilla y corte
me lanzo de asco en ancho
canto y pío doce
luego vuelo

condenado en el agua
muero en la cumbre de un beso
sollozos soy yo
yeso frío y alud de hambre
hueso allozo



alguien robó aire
y le puso la tapadera

al respiradero

y por el desfiladero
alguien borró baile