BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

20.9.11

La saña del jabalí


en movimientos de trastos viejos
un sueño puede querer herir
herir e irse con un surco en la mejilla
con sus garras de marfil aéreo
flema de todas las hojas volantes
irse con el invierno a espaldas
reino de la difícil terapia del hielo
besar la boca del lobo en alabanza vital
perdiendo juventud como si fuese aceite
del buque más siniestro de los mares

en la escueta cordura de los necios
se discierne ya la saña del jabalí
gruñendo crujiente con la gravedad
todo morro alborotado en el follaje
escurrido entre pulmones insurrectos
que gasta soles con hálito de nubarrón
porque su hediondez desaparece
con cada trago ardiente y reñido
preparando así las circunstancias
para el fuego reo y el disparate

los techos clavados en el cielo
lapas de adobe en las nubes
dicen del hambre de las palabras
en la precisión de todos los inventos
las casualidades advierten
pero la tradición es más fea
tan recia como los sopapos
cuestión de suerte (se cree)
a punta de orquídea se asfixian
tranquilamente los muertos

vuelve el invierno
elefante de tela pesada
pero la tradición es la más fea
y a ella se enjambran espesos
testigos de corrupción y carne
de cerdo dirigidos por el mar
la mayor parte de cuyas vidas
trabajaron en escaleras
preguntándose si acaso el resplandor
erguido de la aurora era estéril