BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

29.1.12

Yo soy Colombia


Yo soy el sufrimiento y la alegría. Yo soy la ley absurda del presente que nunca vuelve. Soy piedra y no olvido, soy surco de agua en la tierra, de tierra en el aire, de aire en el fuego. Mis agallas fallan, pero los puentes se alargan. Empujo la ola y logro la espuma. Vivo en el áureo resplandor de la orilla, ganando y perdiendo terreno. Subo y bajo con las mareas hediondas de la historia, en el flujo excelso de la sal. Robo aire veinte veces por minuto y en los pulmones llevo cicatrices del silencio ajeno. Me abastezco del ser humano y a él debo todo y todo devuelvo lo que tomé. En la espera, revuelvo el agua que soy, se me escapan las nubes deshidratadas de hambre. El trozo de vida que me toque, lo maullaré bramando, lo magullaré remando, sembrando descuajes y desguaces. No pereceré en la hoguera, ni serán trenzadas mis voces con las de otros malheridos. No permaneceré en los faldones del mundo, sino que multiplicaré mi estancia absoluta en los rastros de la tierra, festejaré las arrugas del deber. Toda virtud canta y yo canto sin nubes. No me hace falta torre de vilo ni templo de insomnio, mástil ardiendo en la cruz del imperio. La última vez que fui prudente, desaparecí de la historia. Esta madera de la que estoy hecho, machetazo selecto la colma, fuego le irrumpe, agua trasiega la envuelve. Cuando la tinta seque, seré feliz. En vuestras dudas me encastro, en vuestros sueños padezco, en los cálculos astrales explosiono y me sumo a la roca primitiva. Me ensangrentaré por codos y recodos, del ansia de cuajo nutriré mis días. Todo aquel u aquella que fustigue mi impulso, morirá. Seré el desechado, el desdichado, el deshecho, hechizado, travieso, feroz. Cuando vuelvan los veleros a robar oro, seré los cabellos de la bruma que confunde al timonel, me aliaré con los sentidos del planeta, me alinearé con los elementos para roer los piratas, calzaré el viento y los estancaré en ciénagas podridas. Seré la paz que le sigue a una muerte violenta.