BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

24.5.13

Desprecio del cielo vespertino



el yelmo de su personalidad
culminaba en una lanza
gratificante y recia
como el parpadeo del vacío
instigado en llamas
y una barba de mil estrellas
prolongaba su mentón
en verdugo por la intemperie
paseando así sus intenciones
con fatal desenlace

fue degollado
y más nada se supo de la definición
oficial de la locura
pues solo un insensato podría
escribir otra cosa de la que estoy
escribiendo ya que
somos reacciones de Neanderthal
puestas en movimiento genealógico
como trompos ilógicos
cansados

ejemplificamos adrede
que la especie tiene una protuberancia
cerebral de la maldad
y resulta estúpido no protestar
y parece colaboracionista no alzarse
y está muy devaluado vivir
siendo cada atardecer un lienzo banal
en el que enterrar
la grandilocuencia romanticoide
hasta los testículos