BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

23.5.13

Un recuerdo infantil de Sigmund Freak



hay muchachos hermosos
y remedios baratos
para que se borren sus encantos

hay guantes sucios
y nalgas firmes
para ir fingiendo el pasado

hay pasmos asesinos
bellezas que quitan años
y sofocan inalcanzables

hay que saber evitarlos
y apartarlos con empeño
en un culto a la resignación

hay veces en que titubea adentro
el deseo de una ternura ajena
y se discierne la grieta

hay que saber que todos
lentamente vamos hediendo
a residuo docto y logrado

hay días en que se pronuncia
el desparpajo de la vida
y sus criterios de soledad

hay que saber quejarse
y comprender que eso es la vida
quejándose de uno

hay que faenar con clase
y percibir que esos espejismos
no ameritan el desempeñ

hay que respirar hondo
para olvidar haberlos visto
y estimar su ausencia

hay que ser
solo
chasqueando los dedos

hay ayes
yes I
ay ya

hay que reírse de todo
porque todo es una mierda
maravillosa por cierto