BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

29.12.13

Aguatinta



perpleja ciudad permeada de caricias
recordadas y de cifras de disparos
de oscuros panteones que nadie visita
de excusas y de patrimonio herido
pero no soy un animal patrio al final
esos son otros exaltados

como comprendo que lloren las montañas
me someto a éticas homéricas
descalzos avanzarán los atrevidos
y se atusarán sus sentidos
con un carril ancho dentro de los sesos
impunidad hilvanada en ecos giratorios

es una levedad espantosa
que invade a horas de inaudita agudeza
cuando se oye ladrar a los amigos
de los recicladores en su pulgosa traba
y que se desploma un grito
entre el nocturno de rejas vacuas

la herida es encaminarlo hacia el bien
sin que cunda la hilaridad
sin que se acarree impunidad
y que se respete algo en común
por eso es que Dios debe existir
para que no nos matemos