BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

21.1.14

Soneto vallenato



Soy hijo de tremendas profecías
y artífice soy de mi propia sed,
así que no me sirva hipocresías
cuando me esté tratando su merced.

Hay algo que de niño ya sabía
y ahora yo le comunico a usted
para que no falle su puntería
ni vaya a dar derecho a la pared;

si fuera más juicioso admitiría
que quiso usted sangrarme hasta la encía
pero va en cuerda floja sin la red

y se le va a caer la mercancía
al demostrarse que su altanería
es plana como una pantalla led.