BLOG PERPETRADO POR

FRANCISCO LEQUERICA

14.4.16

La posmodernidad de cuajo











ermita de lo insaciable
devengo con palpable alarma
socorro en la punta de los labios
mientras ladean vidas
por el tumulto de gentíos angostos

entre cáscaras y olores cortopunzantes
por el aire de mangle y mierda
arrastro mi labia desparramada y excelsa
que se ha de nutrir de algún vino peleón
o a punta de puñal en los recuerdos

he multiplicado los mensajes a la luna
y en cada uno de ellos
he plegado un deseo oculto
con una solemnidad que merece el pasmo
de compostura ante el vómito inminente

entre guiños de animal
vamos cercenando nuestras posibilidades
siempre por algo que nos parece más tierno
menos preocupante
y menos comprometido con el universo

no quiero tener que sacrificar vacas
para paganizar la entrega de mis llaves
ni echar vino en la tierra ni rechinar rimas
para tener que lograr arrancarme
(carajo) la posmodernidad de cuajo